Cuaderno de bitácora de un aviador inquieto

Cerramos por el momento

Para evitar problemas a nuestros pilotos, y gracias al uso no autorizado hecho por cierta cadena de televisión nacional de uno de nuestros vídeos, nos vemos obligados a eliminar nuestro último artículo, a bloquear todos nuestros vídeos y dejar de escribir por el momento. Lo lamentamos por nuestros verdaderos lectores, por todos aquellos que comprenden y comparten los limites de la moralidad; aquellos que comprenden lo que se puede hacer y lo que no. Nuestra finalidad siempre ha sido difundir de manera no oficial el buen trabajo realizado por el 43 Grupo y por el Ejército del Aire, siempre mostrando nuestra entrega y nuestra absoluta profesionalidad. Sentimos profundamente que el uso no autorizado hecho de ese vídeo pueda dañar la imagen del 43 Grupo y/o del Ejército del Aire.

4 abril 2012

Fuego en las Fragas del Eume

Bueno, ya va siendo hora de volver a escribir. Lo de siempre, hace tiempo que lo tengo en mente, pero no saco tiempo para ello. Ahora que acabo de volver de uno de esos grandes y tristes incendios gallegos, es el momento...

El viernes por la mañana estaba preparado para irme a Santiago varios días. Íbamos a relevar a una tripulación que llevaba otros tantos trabajando en los incendios de la zona. Ese mismo viernes por la tarde me llaman y me dicen que no nos vamos, que dicen que ya no somos necesarios, y que los aviones de Galicia se vuelven a Madrid. Aun así el sábado entro de servicio en Torrejón, como siempre.

No dan las nueve la mañana cuando suena el fatídico teléfono: un avión a Galicia. Ya. Como no. Parece mentira. Con la que tienen liada y devuelven los dos aviones que tenían allí, cancelan el relevo y luego deprisa y corriendo nos vuelven a pedir ayuda. Pero no pasa nada, allí vamos, que para eso estamos. Si algo me da esa repetida situación, es pena, no otra cosa.

Despegamos rumbo al que luego seria el incendio noticia durante tres días en todos los informativos y periódicos nacionales, pero antes de llegar nos desvían a otro incendio pequeño en Orense. Lo aplastamos en una horita y nos ordenan aterrizar en Santiago. Pasan las horas y a las 16:00 nos dan una salida para el incendio al que originalmente íbamos por la mañana. Podríamos haber estado trabajando en él desde las once.

Vista desde cabina del incendio de las Fragas del Eume

Cuando llegamos y vimos la que había montada literalmente flipamos. Toda la tripulación pensó para sus adentros esa una y otra vez repetida frase de -esto no se ha montado en media hora, esto lleva ardiendo horas y horas, y lo sabían, y ahora que esta totalmente fuera de control, ahora nos llaman.- Sin más dilación nos ponemos manos a la obra. No hay tiempo que perder. El incendio es brutal, esta arrasando un precioso cañón lleno de vegetación y sus inmediaciones plagadas de casas; y de pueblos.

Hicimos lo que pudimos durante más de cuatro horas hasta que se puso el sol y tuvimos que volver por combustible a Santiago. Al aterrizar nos dicen que al día siguiente despegamos a primera hora. Y que viene otro avión de Madrid. A buenas horas. Cinco aviones hubiéramos necesitado ese primer día. Y lo dije por la radio. Y me dijeron que estaban pedidos. ¡Pero aviones del 43 Grupo! No los anfibios de Matacán, que con todo el respeto hacia su edad, veteranía y experiencia, no trabajan ni la mitad que nosotros y no pueden seguir nuestro ritmo. Necesitamos aviones del 43 para volar juntos en formación y realmente tener la oportunidad de machacar un incendio. Los Matacanes no nos sirven de nada, aunque desde el suelo sea un avión parecido no lo es. Ni sus tripulaciones tienen nuestro entrenamiento.

El domingo volamos todo el día. Finalmente tres aviones del 43 Grupo. Mejor tarde que nunca, pero fue tarde, señores. Llegamos a primera hora al incendio. Fuimos los primeros y no había nadie en el aire. Si en el suelo. Nos pusimos en contacto con el director de la zona norte (el incendio era tan grande que tenía varios directores repartidos por zonas) y estuvimos trabajando a discreción por su zona. Es la mejor forma de operar a esas horas cuando estas solo. Tu desde arriba eliges el objetivo y trabajas sobre él hasta que lo aplastas o hasta que evaluando la situación ves que hay otro punto más importante que requiere tu atención. A esa hora el humo esta pegado al suelo. Eso unido a las brumas matinales gallegas hacían difícil la navegación y la ubicación de objetivos importantes. Aun así hicimos un muy buen trabajo.

Siendo ya dos hidroaviones paramos a repostar y a comer mientras dejábamos al recién llegado tercer avión en el incendio. Volvimos a salir los dos por la tarde y ahora si nos unimos los tres y estuvimos volando de nuevo en nuestro particular infierno hasta que otra vez se puso el sol.

Vista desde cabina del incendio de las Fragas del Eume

La visibilidad al final de la tarde era más que pésima. Unas nubes bajas se aproximaban desde el este, casi imposibilitando la carga de agua en nuestro embalse, el humo del incendio pegado al suelo y a media altura, y el sol poniente hacían de la navegación un verdadero reto. Por no decir que tenías que ir con mil millones de ojos intentando ubicar a los helicópteros que aun quedaban en el incendio, las lineas de alta tensión que cruzaban toda la zona, los arboles y los malditos pájaros. Aun así, volamos y cumplimos nuestra misión, motivados, alegres, cansados, atentos y precisos como siempre, que para eso nos pagáis.

Una maldita pena la destrucción de todo ese paraje natural. Era realmente precioso. Suerte se tuvo de que no hubiera ninguna victima mortal, pues varios pueblos estuvieron realmente amenazados, sobre todo el primer día. Dios, veíamos a los bomberos metidos en el interior de esa enorme muralla de humo negro, protegiendo aquel pueblo, luchando contra las llamas a escasos metros de las casas, mientras los vecinos que quedaban miraban impotentes. Y nosotros sin poder acceder. Joder hay veces que quieres entrar, pero es literalmente imposible meterse en ese humo negro que te amenaza como una infernal mano oscura que se esfuerza en coger tu avión para no soltarlo. En zonas bastante complicadas, por decirlo de alguna manera, nos metimos en esta ocasión. Complicadas, que no inseguras. En ningún momento pongo en riesgo la seguridad de mi avión. Pero si en zonas en las que solo la experiencia, el entrenamiento y el conocimiento de tu avión te permiten entrar. Os lo puedo asegurar. Y ningún vídeo hace justicia a la sensación que te envuelve cuando te metes en esos agujeros, oliendo a bosque quemado y percibiendo con cada fibra de tu cuerpo cada movimiento anómalo que realiza tu avión al ser zarandeado una y otra vez por esas masas de aire enrarecido y descontrolado. Una turbulencia no apta para todos los cuerpos...

Hicimos todo lo que pudimos, y lo hicimos bien. Como siempre, mi más sincera admiración por el trabajo realizado por los demás medios aéreos, por las brigadas de tierra y por los bomberos. Sin ellos no hacemos nada. Hasta nuestro próximo infierno.

2 abril 2012

Un nuevo proyecto

Hace unos días, hablando con un familiar cercano, me enteré de que había contratado a un profesional para que le desarrollara un sitio web. Hace ya más de doce años, este familiar había diseñado su propio sitio web, al más puro estilo, codificando HTML linea a linea y había llegado el momento de modernizarlo. Fue entonces cuando le recomendaron adquirir los servicios de este profesional.

Le estuve preguntado al respecto, pues sentía curiosidad. Accedí al sitio, todavía no público, y le eche un vistazo. Una chapuza. Al menos solo le cobraban 250 euros por crearla, colgarla y por dos horas de "teóricas para actualizarla tu mismo". El diseño, el típico de bloques, módulos predefinidos, desarrollado de manera gráfica, sin saber lo que se hace, etc. Al parecer, más de una vez pidieron al profesional cambiar este tipo de letra, o que esta y aquella fuente fuesen iguales, o alinear esto aquí, y el buen hombre contestaba con un soplido diciendo que eso o no sabia hacerlo, o simplemente no se podía hacer.

Sin mas, y casi por propio placer, me ofrecí a desarrollar su sitio web desde cero. Será una copia modernizada, en aspecto y programación, de la ya existente. Es una web sencilla, así que no tendré ningún problema en hacerla como dios manda, con una programación limpia y cumpliendo con todos los estándares HTML5 y CSS.

Cuando la tenga lista, y si alguna vez es publicada, ya lo comentaré por aquí...

18 marzo 2012

Tablas y tablas

Dos

Tras demasiadas semanas sin entrar al mar, hoy he vuelto a hacer surf. Había quedado con un amigo, pero al final las cosas no cuadraron, así que me fui solo. La bahía estaba desierta. Eran las nueve de la mañana y supongo que hacia demasiado frío para pasear.

No aguanté mucho tiempo en el agua. Algo menos de una hora. Demasiado frío. Olas de metro, limpias y ordenadas. Y rápidas. Estando solo no había problema para cogerlas, y el problema si caías no era el revolcón, sino el frío. Dios, sacaba la cabeza del agua con ese dolor agudo que todos conocemos. ¡Pero que frío!

Volviendo a casa llame a mi hermana por si quería salir a patinar. Al fin y al cabo, había estado poco tiempo surfeando. Pase por casa, cogimos las tablas y nos fuimos a ese lugar cercano. Llevaba patinando muchas semanas seguidas, y me parecía, como es, muy divertido, muy rápido, y con estas tablas, muy suave.

Sin embargo, hoy, al patinar tras haber salido del agua...¡dios que diferencia! Las tablas me parecían toscas y lentas, y ruidosas, y rugosas...

11 febrero 2012

Historias y retrasos

Demasiados cambios en mi vida en los últimos meses. Me he visto obligado a dejar de lado más de lo que me gustaría este apartado sobre software. Demasiado he tenido que apartar también las asignaturas de las que me examino en menos de un mes. Quería, y quiero, asentar muy bien los primeros cursos sobre programación. Es algo que siempre he tenido pendiente en mi lista de cosas por aprender. Pero hasta el momento no le he dedicado el tiempo que necesito para sacar adelante esa asignatura. O eso creo. Pero todavía hay tiempo.

Realmente estudio por el placer de aprender, así que el suspender o no, no implica nada. Pero no me gusta. Sistemas digitales también es algo que llevo un tanto descolgado. Cagüentó. Y es que, como he dicho, he tenido un par de meses completitos desde que volví de Galicia a finales de octubre. Tampoco he podido profundizar más en el tema web. Quería empezar con la programación en PHP para seguir mejorando y ampliando este sitio, pero no ha habido manera. Vamos, casi no he sacado tiempo para publicar nada nuevo desde... hace demasiado. Espero poder volver en breve con más entradas.

28 diciembre 2011

2017 copyleft desliza.es

Desarrollo y diseño web por desliza.es

Creative

HTML5

CSS

RSS